¿Por qué el periodismo de datos puede mejorar significativamente el ejercicio de la profesión?

“La temporada turística de verano fue un récord”. “Diminuyó la tasa de delitos” ¿Cuántas veces como periodistas escribimos este tipo de frases citando al funcionarios de turno, sin más contrastación que esas pocas palabras?

“El patrimonio presidencial creció un 1172%” . “La desocupación del cuarto trimestre fue 6,9%” ¿Cuántas veces como periodistas titulamos de esta manera, sabiendo de antemano que muchos de nuestros lectores no podrán interpretar estos porcentajes simplemente por el hecho de no tener una referencia cercana de comparación?

El periodismo de datos es justamente la posibilidad de transformar estas cifras y estadísticas frías en historias útiles, ricas, visuales, atractivas y accesibles para una audiencia global.

¿Cómo? – Vinculando diferentes variables.

Veamos a modo de ejemplo: Si un periodista tiene acceso a una estadística vial que indica que disminuyeron los accidentes de tránsito en la ciudad durante el último año, puede simplemente compartir con su audiencia ese dato inconexo.

Si, por el contrario, indaga sobre la cantidad de nuevos semáforos que se instalaron durante ese mismo año y además releva el lugar donde se produjeron los accidentes; la historia se enriquece dando lugar a análisis sobre cómo impacta la acción de gobierno en la disminución de accidentes, y creando -por ejemplo- mapas de calor que indiquen zonas más y menos peligrosas ¡Cuánto más útil para los ciudadanos!

Verificando y contextualizando.

Analicemos ahora esta afirmación: “Récord: 50 mil turistas visitaron la provincia durante el fin de semana largo”. Seguramente nuestra audiencia se preguntará: ¿Récord en relación al mes anterior o al mismo fin de semana del año pasado? ¿50 mil turistas es un indicador positivo o negativo?
El periodismo de datos invita a investigar en bases de datos públicas y privadas accesibles en Internet para realizar un trabajo de comparación adecuada con el fundamento de los números e independiente de las estimaciones subjetivas y opiniones intencionadas.

Potenciando con imágenes.
“El significado de una imagen puede expresar diez mil palabras”. El proverbio chino ilustra el debate entre lo textual y lo gráfico. Lo cierto es que los datos duros se comprenden y recuerdan mejor si se utilizan dibujos, infografías, gráficos o diagramas. Y es justamente donde el periodismo de datos se hace fuerte gracias a herramientas que permiten crear gráficos interactivos, infografías, líneas de tiempo y mapas a partir de números que ayudar a la comprensión de la información.

¿Por qué ahora?
El periodismo de datos no es una práctica nueva. De hecho, desde siempre hubo periodistas comprometidos que se esfuerzan en encontrar esa historia oculta entre grandes volúmenes de información para contarla de una manera accesible.

Sin embargo, podemos decir que hoy hay cuatro factores que facilitan la tarea:

La mayor parte de la información que nos rodea está digitalizada, por lo tanto es más fácil de procesar y analizar.
Surgen y se perfeccionan herramientas gratuitas y basadas en la nube permiten refinar bases de datos y crear visualizaciones sin conocimientos avanzados de matemática, estadística o programación.
Aunque en Argentina aún no existe una política nacional consolidada en materia de datos abiertos y el decreto 1172, firmado por Néstor Kirchner, prevé el ejercicio del acceso a la información pública únicamente en el Ejecutivo Nacional, dejando fuera de su aplicación al Poder Legislativo y Judicial; hay una tendencia de los gobiernos provinciales y ONG’s a publicar en Internet bases de datos públicas y privadas a las cuales podemos acceder con simples técnicas de rastreo en buscadores.
Los principales medios de comunicación del mundo ya cuentan con consolidados equipos de periodismo de datos que realizan impactantes trabajos de investigación. La mayoría de ellos cumplen con un “código implícito” de la actividad que es compartir con las audiencias y otros colegas las bases de datos que fundaron su investigación para que cualquiera pueda remezclar las variables y encontrar otras alternativas para nuevas interpretaciones.
Simón Roger, editor de The Data Blog en el diario The Guardian y autor “Los Datos son Sagrados”, dijo hace poco tiempo en una conferencia TEDx: “los periodistas de
datos son los nuevos punks” Del mismo modo que el movimiento punk de los 70’ motivó a muchos adolescentes a formar una banda de música por esa premisa de que
“cualquiera puede lograrlo”; así el periodismo de datos es inspirador y una motivación para los periodistas a sumergirse en un mundo de estadísticas y matemáticas de la mano de herramientas que hacen muy simple algo que antes parecía inaccesible.

Un nuevo periodismo, que nos acerca a los ciudadanos con historias basadas en números que cambian las reglas del juego aportando credibilidad y verificación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s